top of page
Buscar

¿te falta inspiración o motivación como entrenador o kinesiólogo?

La verdad es que te entiendo. Ya seas kinesiólogo, entrenador, profesor de educación física o simplemente un educador de movimiento, entiendo que estés desmotivado. Principalmente te entiendo porque yo también he estado ahí, porque también soy parte de este sistema, un sistema que vela por el dinero de nuestros clientes y no por la real acción de llevarlos por un camino de educación en base a cambios de comportamiento.

No es natural estar en el ambiente en que estamos. No es natural tener que cumplir plazos del trabajo, llevar una vida de condicionamiento impuesto por la sociedad que nos impide expresarnos como animales que somos.


Nuestro cerebro no está preparado para absorber toda la información de estrés proveniente del estilo de vida que llevamos, toda esa información que nos deja en un estado crónico de batalla y huida. De hecho, nuestro cerebro no tiene lugares especializados para sostener el estrés crónico, pero si posee lugares neuroanatómicos definidos para la felicidad, la alegría, el placer, el hablar, el escuchar, para finalmente vivir.


Si no encuentras una motivación que te de el aliento para seguir escalando en esta vida incoherente de estímulos nocivos para nuestro sistema, revierte las cosas que estás haciendo. Revierte la forma en que ves la vida y hazlo de manera mas natural y biológica.


Para ello te doy algunas estrategias que me han dado buenos resultados:


1. Elimina desde hoy todo tipo de noticias negativas. Deja de seguir páginas de noticieros en tus redes sociales y define como máximo 2 horas a la semana de lectura de noticias. Con eso basta para no caer en el estado de batalla y huida fisiológico.


2. Practica físicamente lo que estás predicando desde la teoría. Quizás te encante leer sobre fisiología del ejercicio, control motor, fuerza o resistencia, pero con la lectura no basta. Muévete y siente lo que estás leyendo. De esta manera utilizarás tu propio entrenamiento como un aprendizaje, y no será solamente un gasto calórico, será algo consciente.


3. Define rutinas que te permitan crear. Estas rutinas deben tener la mayor cantidad de estímulos sensoriales que condicionen tu sistema. Por ejemplo: elige un lugar de creación, con una música específica, un olor específico y un momento específicos del día o la semana. De esta manera con la práctica, tu cerebro comenzará a despertar la creatividad y la motivación que necesitas para lograr lo que te estás proponiendo.


4. Finalmente, piensa que tienes la posibilidad de cambiarle la vida a muchas personas que necesitan de tu ayuda, como kinesiólogo o entrenador. Esto será muy útil para motivarte porque recuerda siempre lo siguiente:


a. Lo mínimo que se merece la persona es tu dedicación

b. La persona está en el mismo ambiente hostil que tu

c. La persona recurre a ti en un acto desesperado de ayuda, ella no puede sola. Es un acto puro de humildad.


Espero te sirva para seguir paso a paso surfeando la vida y los momentos difíciles, porque seamos sinceros, siempre están.


Keep Moving.

237 visualizaciones1 comentario

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page