top of page

Testimonio Matías Ramos



Lesión: Corte completo del Ligamento cruzado anterior (LCA) en ambas rodillas y rotura de ambos meniscos en ambas rodillas también, con posteriores operaciones primero en el año 2021 (rodilla derecha) y en el año 2023 (rodilla izquierda).


Para comenzar, quisiera expresar todo este proceso que considero el MÁS

IMPORTANTE EN MI VIDA. Ha sido una experiencia que me ha hecho crecer personal, física, mental y espiritualmente, permitiéndome ver la vida de una manera totalmente positiva a pesar de todas las circunstancias. Esto, sin duda, ha cambiado mi vida por completo. Soy una persona que ha practicado deportes toda su vida y que además se considera un amante del fútbol, llegando a jugarlo a diario y teniendo un extenso historial deportivo a lo largo de mis 27 años.


Quiero destacar que antes de la primera lesión, nunca había experimentado ninguna lesión de impacto. Mi amor y pasión por el fútbol eran innegables, y lo practicaba desde que tengo memoria. La primera lesión ocurrió debido a una deficiencia de vitamina D en mi cuerpo, con niveles por debajo de 10, cuando lo normal es alrededor de 30. Sorprendentemente, una semana antes de la lesión, se me cayó un diente mientras comía, lo que evidenciaba una fragilidad inusual.





Durante un juego de fútbol, al golpear la pelota, mi rodilla derecha colapsó, y la rotura del menisco medial trabó mi rótula, dejándome sin poder caminar hasta la cirugía. Luego de muchos meses de recuperación, de sesiones de kinesiología, enfrentando la depresión y librando una lucha diaria para recuperar mi felicidad, logré una recuperación exitosa y regresé a las canchas después de 8 meses. En mi primer partido de fútbolito, que encaré como una lucha y una victoria personal, anoté un gol.


Sin embargo, mi alegría se vio truncada nuevamente cuando, en la final del campeonato que ganamos con mi equipo de amigos (Chulitos F.C., nombre en honor a nuestro amigo fallecido Bastian Bravo Sepulveda, quien nos dejó un sentido de amistad único), volví a sufrir una lesión en el LCA y los meniscos. Una vez más, mi mundo se desmoronó, y perdí toda esperanza de volver a ser feliz y practicar deporte. Pero fue entonces cuando pude aprender más sobre la vida, las personas que me rodeaban y la importancia de apreciar lo que tenemos. Descubrí que todo es cuestión de perspectiva y que mientras haya vida, hay esperanza. No puedo dejar de mencionar el papel fundamental de mi familia en mi recuperación, así como el apoyo incondicional de mi pareja, que me acompañó en ambos procesos. A pesar de los altibajos, hoy estamos más unidos que nunca.


Matías levantando 220 KG luego de sus 2 lesiones

Cada uno de estos factores, junto con mi determinación inquebrantable, me han convertido en una persona llena de valores, gratitud y deseos de alcanzar mis metas. Me siento capaz de cualquier cosa y creo firmemente que somos capaces de superar cualquier obstáculo y mejorar en todos los aspectos de la vida: como pareja, como padres, como hermanos y como personas en general. Los límites existen solo en nuestras mentes.


Hoy, en fecha 15/12/2023, me encuentro en mi mejor momento de entrenamiento, con una mente cada vez más saludable, disfrutando al máximo de todo lo que tengo y con un deseo constante de ayudar a quienes lo necesiten. Siempre se puede. Nunca duden de ustedes mismos. Estamos aquí para superar todos los obstáculos y adaptarnos a cualquier situación. ¡Siempre hacia adelante!

Comments


bottom of page