top of page

¿Las Pesas te Dejan Lento?






Esta entrada nace desde el Reel de mi Instagram que dejo a continuación:



Por mucho tiempo, ha circulado en el mundo del entrenamiento deportivo el mito de que el trabajo con pesas puede ralentizar tu velocidad. Este concepto, arraigado en la comunidad atlética, ha llevado a creer que la búsqueda de fuerza y masa muscular podría perjudicar el rendimiento en actividades que requieren velocidad y agilidad. Sin embargo, al adentrarnos en la ciencia detrás del entrenamiento y examinar cómo se relacionan la fuerza y la velocidad, podemos desterrar esta idea errónea y explorar cómo las pesas pueden ser una herramienta valiosa para mejorar la velocidad.

El Prerrequisito de la Fuerza para la Velocidad

Uno de los puntos fundamentales a tener en cuenta es que la fuerza es un prerrequisito esencial para la velocidad. La capacidad de generar fuerza explosiva es clave en cualquier actividad rápida, ya sea correr, saltar o realizar movimientos ágiles de locomoción. Es importante entender que la fuerza no es solo sobre el tamaño de los músculos, sino sobre la capacidad de los músculos para generar fuerza en un período de tiempo muy corto (Rate of force Development).

En estudios científicos, se ha demostrado que existe una correlación directa entre la fuerza y la velocidad. Movimientos lentos y controlados en ejercicios como el back squat (sentadilla trasera) realizado cerca de tu máxima repetición tienen una transferencia directa a movimientos rápidos como el salto o el sprint. Este fenómeno es una manifestación de cómo el entrenamiento de fuerza puede influir positivamente en la velocidad y la potencia.

La Interacción del Sistema Nervioso y los Músculos

El entrenamiento con pesas, o resistencias, va más allá de simplemente aumentar la masa muscular. Uno de los aspectos menos conocidos y más valiosos del entrenamiento de fuerza es su efecto en la conexión entre el sistema nervioso central y los músculos. El sistema nervioso es responsable de enviar señales eléctricas a los músculos, que a su vez generan movimiento. El entrenamiento de fuerza mejora esta conexión, lo que resulta en una respuesta más eficiente y potente del cuerpo a las señales del cerebro.

En esencia, el entrenamiento de fuerza bien ejecutado hace que tus músculos trabajen en armonía con tu sistema nervioso, lo que puede resultar en una mejora significativa en la velocidad y la agilidad.


Esta mejora en la coordinación neuromuscular es un factor clave para romper el mito de que las pesas te dejan lento.


Rate of Force Development


El RFD, o Tasa de Desarrollo de Fuerza en español, se refiere a la velocidad con la que una persona puede generar fuerza muscular. En otras palabras, es la rapidez con la que se puede pasar de una situación de relajación muscular a una máxima contracción. Un alto RFD es esencial en deportes que requieren movimientos explosivos y rápidos, como el levantamiento de pesas, el sprint y algunos deportes de combate.


Una mayor fuerza muscular proporciona una base sólida para desarrollar un alto RFD. Cuando los músculos son más fuertes, tienen el potencial de generar más fuerza en menos tiempo, lo que se traduce en una mayor RFD. El entrenamiento de fuerza convencional, como el levantamiento de pesas, puede contribuir a aumentar la fuerza muscular y, por lo tanto, influir positivamente en el RFD.





Fusionando Fuerza y Velocidad para un Rendimiento Óptimo

La clave para desmentir la noción de que las pesas ralentizan radica en la forma en que se combina el entrenamiento de fuerza con otros elementos. Integrar movimientos explosivos y pliométricos con ejercicios de levantamiento de pesas pesados puede ser la receta perfecta para un rendimiento más veloz. Esta combinación aprovecha lo mejor de ambos mundos: la fuerza potente y la rápida generación de fuerza.

Cuando realizas ejercicios de levantamiento de pesas a alta velocidad, no solo estás aumentando la producción de fuerza, sino que también estás mejorando la velocidad de ejecución de movimientos. Este tipo de entrenamiento también trabaja en mejorar la capacidad de los músculos para contraerse rápidamente, lo que es crucial para actividades que requieren respuestas instantáneas, como cambiar de dirección o realizar un sprint repentino.

Rompiendo el Mito con Movimiento Inteligente

Es crucial destacar que el mito de que las pesas te vuelven lento a menudo proviene de un enfoque incorrecto en el entrenamiento. Simplemente buscar aumentar la masa muscular sin considerar la técnica de movimiento, la flexibilidad y la coordinación puede llevar a un rendimiento subóptimo. El entrenamiento de fuerza debe ser un componente de un enfoque más amplio que incluya elementos de entrenamiento de resistencia, entrenamiento de velocidad y agilidad, así como trabajo de flexibilidad.

El movimiento inteligente es la clave para desbloquear el verdadero potencial de las pesas en relación con la velocidad. Al enfocarse en desarrollar la fuerza adecuada, la coordinación y la técnica de movimiento, se puede aprovechar al máximo el entrenamiento con pesas para mejorar la velocidad y el rendimiento atlético en general.

Un Nuevo Enfoque en el Entrenamiento

El mito de que las pesas te dejan lento es una simplificación injusta de la compleja interacción entre la fuerza y la velocidad en el entrenamiento deportivo. Las pesas, cuando se abordan de manera inteligente y equilibrada, pueden ser una herramienta poderosa para aumentar la velocidad y la agilidad. La fuerza es el cimiento sobre el cual se construye la velocidad explosiva, y el entrenamiento con pesas bien diseñado puede mejorar tanto la capacidad de generación de fuerza como la coordinación neuromuscular.


Para romper este mito arraigado, es fundamental adoptar un enfoque holístico del entrenamiento. Combina el entrenamiento de fuerza con movimientos explosivos y pliométricos, y asegúrate de priorizar la técnica de movimiento y la flexibilidad. Al hacerlo, estarás aprovechando al máximo el potencial de las pesas y preparándote para un rendimiento deportivo excepcional en términos de velocidad y agilidad. Las pesas no te dejarán lento, sino que te darán las herramientas para alcanzar nuevas alturas en tu desempeño atlético.

Referencias:


bottom of page